El deseo sexual y la autoestima

Una semana más compartiendo contigo todo lo que se me ocurre contarte sobre la autoestima, temas de pareja y sexualidad. Si ya me sigues sabes que me especialicé en la dependencia emocional, en los conflictos de pareja y sobre todo en la autoestima. Pero antes de hablarte del tema que elegí para este episodio, quiero contarte que estoy muy contenta con el sorteo que hice de las 3 sesiones con las cartas coaching game.

Las 3 ganadoras quedaron muy contentas con la ayuda que les aportó esta herramienta tan valiosa que utilizo en sesiones. Se usa para desbloquear, para ver el problema desde otra perspectiva, aclarar dudas. No son cartas que adivinan el futuro pero si despeja dudas que puedas tener y te ayudan a tomar decisiones. La respuesta está en ti y estas cartas te ayudan a verla.

Si te interesa una sesión con estas cartas para tratar algún tema que te está quitando el sueño, escríbeme a través de Instagram. Soy elisaprieto8. Sé que no todo el mundo puede pagar un proceso de coaching o terapéutico y esas cartas pueden ayudarte en algo puntual.

El deseo sexual y la autoestima.

¿Que tendrá que ver el deseo sexual con la autoestima? Mucho, muchísimo porque uno de los enemigos del deseo sexual es tu autoestima. Me refiero a que cuando la autoestima está baja afecta mucho al desempeño sexual.

No pararé de decir que cuidar a la autoestima, trabajarla, fortalecerla es imprescindible para tener relaciones sanas en todos los terrenos de la vida. Relaciones laborales, de amistad, familiares, de pareja, contigo misma y también sexual.

Si tu autoestima está baja, probablemente no te respetarás y no te aceptaras tal y como eres. No te sentirás a gusto con tu físico o no te sentirás bien contigo misma.

Si estas a gusto con tu cuerpo, lo cuidas, lo mimas por dentro y por fuera, ya tienes mucho ganado en el terreno sexual porque a ese nivel te sentirás segura pero eso no significa que sepas respetarte y que te aceptes con tus luces y sombras, virtudes y defectos.

Si no lo sabes aún te diré que no hay nadie perfecto, y no tienes que estar perfecta para nadie. No tienes que cuidarte para otras personas. Te tienes que cuidar, creer en ti, aceptarte como un ser perfecto dentro de tus imperfecciones para ti, no para los demás, ni siquiera lo tienes que hacer para gustar o agradar a tu pareja, lo haces para estar a gusto en tu piel y eso se trasmite a los demás.

Te voy a dar unas pistas para que te des cuenta si tu autoestima sexual está baja. Si es así habrá que fortalecerla para que no te afecte en el deseo y tampoco en el disfrute.

● Tu autoestima es baja si no te gusta y no aceptas tu cuerpo. O te gusta tu cuerpo pero no te gustan tus genitales.
● Si no te atreves a probar nada nuevo o si lo haces, lo haces únicamente por complacer a la pareja. Lo haces a disgusto.
● si piensas que no estás a la altura de tu acompañante.
● Si no te atreves a hablar de sexo.
● Si interpretas de forma negativa los comentarios de la pareja en la cama incluso si son positivos.
● Si tienes mucha vergüenza a mostrarte desnuda dentro y fuera de la cama.
● Si tienes dificultad para llegar al orgasmo. Si finges orgasmos.
● La autoestima baja también te hace tener relaciones sexuales con alguien que no es del todo de tu agrado.
● Si tu autoconcepto es negativo.

Por supuesto que si la autoestima es baja el deseo también lo será y muchos encuentros sexuales serán desagradables porque hacerlo sin ganas es muy peligroso. Puedes llegar a aborrecer el sexo. Puedes ir de un extremo a otro. Desde amar el sexo a no lo soportarlo. Y en consecuencia no soportar a tu pareja.

La autoestima baja hace que quieras siempre complacer a tu pareja aunque no tengas ganas de sexo. Las personas que no están emparejadas y que tienen bajaautoestima no eligen con quien tener sexo, las eligen. Y al final del encuentro sexual, que no fue del todo agradable, lo único que se lleva es frustración, decepción consigo misma y retroalimentación de la baja autoestima. Es el pez que se muerde la cola. Cuando eso se repite una y otra vez estando emparejada o no, perderás las ganas de sexo y evitaras los encuentros con tu pareja.

Por favor poner remedio a eso. La relación sexual entre dos personas que se quieren es la guinda del pastel o el dulce de la relación. Y no hablo únicamente del coito como la mayoría de la gente cree que si no hay penetración no hay sexo. No es verdad. Tenemos que aprender a disfrutar de todo lo que un encuentro sexual nos pueda proporcionar con esta persona que tanto queremos.

Si crees que tu autoestima es baja, ponte a trabajar en ella. No puedes estar mucho tiempo así a disgusto con los encuentros sexuales. Te aseguro que a la larga afectará a la relación.

La comunicación en la cama es imprescindible. A veces por miedo a decir lo que no te gusta o como te gustaría que fueran las caricias, los besos, mordiscos, lametazos, te tiras en la cama aguantando cosas desagradables para tí por miedo a decir lo que piensas. No lo haces por miedo al que pensará de ti, por miedo al rechazo, por miedo al abandono, porque crees que tu papel es complacer a la pareja…por muchas razones.

Yo he oído de todo y en personas de todas las edades. Una de ellas pensaba que el sexo era lo que había aprendido con su marido. Eran los dos jovencitos cuando se conocieron y no tenían experiencia en este terreno. Para ella el sexo era lo que hacía con su pareja, no tenía referencias y no podía comparar con nada hasta que se le cruzó otra persona y le enseñó un mundo lleno de colores y matices que ella jamás había experimentado. Ella descubrió que estaba aburrida en la cama, que eran compañeros de casa y padres, que ya no eran pareja. Faltaba el erotismo. Descubrió también que el sexo es una parte muy importante de la relación. Hoy está felizmente separada, viviendo su segunda juventud y disfrutando de su sexualidad.

El deseo sexual se puede trabajar pero se trabaja desde el origen. Hay muchos enemigos del deseo. Desde medicamentos, enfermedades, aburrimiento hasta pereza. Hay que averiguar cuál es el tuyo y rescatarlo.

Cuando terminé el master de sexología, tenía muy claro lo que iba a trabajar con las personas. Actitudes y conductas y la autoestima tiene mucho que ver en como disfrutas de tu sexualidad. Y por supuesto ella influye en tu forma de ver e interpretar lo que ocurre en tu día a día.

Así que, deseo que desees tener un deseo sexual sano para disfrutar de tu sexualidad, a solas o acompañada.

Hasta el próximo episodio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *