No tengo suerte en el amor

En el episodio anterior te dije que iba hacer un sorteo para celebrar las más de 100.000 reproducciones de este humilde podcast, humilde pero de contenido muy potente que ayuda a mucha gente. Al menos a todas las personas que me han escrito para contármelo. Cosa que me hace muy feliz. Algunos me cuentan su resultado y otras personas deciden hacer un proceso conmigo por un tema de autoestima, o de pareja o sobre su sexualidad.

Bueno, pues el sorteo es de 3 sesiones conmigo con unas cartas que se llaman COACHING GAME. 3 sesiones para 3 personas o sea habrá 3 ganadores. Lo único que te contaré sobre estas cartas es que la respuesta está en tí. Ellas te ayudan a encontrarla. Si quieres saber más sobre esas cartas y participar en el sorteo ve a Instagram a mi perfil elisaprieto8 y sigue las instrucciones. Te va a encantar. Corre que el plazo termina el día 14 de marzo de 2021 a las 23.59h de España. Te deseo suerte.

No tengo suerte en el amor. A lo mejor tienes suerte en el sorteo. No dejes de participar.

Seguro que te suena esta frase. No tengo suerte en el amor. La has oído fijo o lo has pensado tú. La suerte como tal no existe pero sí existe la sincronicidad cuando estamos en coherencia con nosotras. Ya te conté sobre este tema en el episodio la magia de la vida.
Lo he comprobado en mi vida y en las personas de mi entorno que para que haya suerte, o para que lo que quieras que ocurra en tu vida, tendrás que estar enfocada en ello. No me refiero a estar obsesionada con tener una pareja o que la pareja que tengas sea para toda la vida aunque no sea tú pareja ideal. Me refiero que para encontrar lo que quieres primero tendrás que saber qué es lo que estás buscando, que es lo que quieres y como lo quieres.

Si buscas una pareja porque todas las personas de tu entorno están emparejadas, porque tienes miedo a la soledad, piensas que no serás feliz si no tienes a alguien a tu lado, porque quieres ser madre, porque se te pasa el arroz, por miedo al qué dirán…si tu búsqueda está basada en estos pensamientos, posiblemente la elección de la persona con la cual quieres compartir tu vida, no será la ideal. Es probable que te equivoques porque estas actuando desde el miedo y el miedo mal gestionado te puede llevar a la desesperación metiendo así a cualquiera en tu vida.

Todas las frases que antes pronuncié son pensamientos que muchos de ellos al ser negativos, no te favorecen, te limitan y te sabotean a la hora de elegir quien se queda en tu vida, en el caso de que hayas empezado a conocer a alguien. Cuando estamos enamoradas todo es maravilloso pero cuando esta fase va terminando vamos conociendo la verdadera cara de esta persona. Es en este momento cuando conscientemente elegimos a la pareja. Ya no estamos embriagadas con el coctel químico de hormonas.

Para encontrar a una pareja tienes que preguntarte si realmente quieres estar emparejada con todo lo que significa estar con alguien. Muchos pensamientos son condicionamientos que hacen que actúes de forma automática.

Pregúntate ¿para que quieres una pareja? Y mira a ver cuáles son las razones. Se honesta contigo misma y haz una lista de motivos por lo cual necesitas una pareja. Si es por no estar sola, porque van a criticarte, para ser feliz, por envidia de tus amigas, para que te quieran, te aseguro que con estos pensamientos a la larga no saldrá bien la relación y termine en ruptura. O aguantas una relación tóxica porque estos pensamientos al final te hacen que seas dependiente emocionalmente.

No es eso lo que has venido a hacer aquí. Eres un ser libre e independiente y con esta certeza es con la que buscas a alguien. Tienes una autoestima alta y sabes lo que quieres. Si eliges mal y te das cuenta que te has equivocado cuando acaba el enamoramiento, simplemente te despides y te vas. No te quedas en esta relación mucho tiempo alargando el sufrimiento. Pero cuando has encontrado a esta persona desde una necesidad desmesurada te quedas esperando que esta persona cambie para que puedas ser feliz con ella. Y mientras eso no ocurre, tendrás más momentos de desamor que de amor.

Hay muchas razones por lo que sufrimos en el amor pero las más importantes son las que traté en el episodio porque sufrimos por amor.
Una es la idealización del amor y de la pareja. Aquí es donde las expectativas están muy altas, tan altas que la otra persona nunca podrá satisfacerte y por lo tanto nunca serás feliz con ella.

La otra razón es como aprendimos a vincularnos afectivamente. Aquí entra tu infancia, lo que has aprendido con tus padres y cuidadores y el modelo de pareja que has visto en casa.

Y por último y tan importante como las dos anteriores es la autoestima. Pero me refiero a cuando ella es baja. Si no sabes valorarte, respetarte, cuidarte, amarte. Si la imagen y concepto que tienes de ti es negativo difícilmente tendrás una relación bonita, de crecimiento mutuo, de proyecto en común, con una buena comunicación.

Si quieres cambiar tu suerte en el amor aprende a amarte, a escucharte y por supuesto a madurar emocionalmente porque muchas veces la que está desesperada es tu niña interna que se siente sola y abandonada y te condiciona mucho a la hora de elegir el amor de tu vida.
En sesiones se trabaja la conexión con esta niña que fuiste para sanarla, abrazarla, quererla. Cuando aprendes a amar esa niña pequeña que eres tú, te aseguro que ya no pensarás que no tienes suerte en el amor. Porque la suerte se construye, se edifica como una casa. Primero hay que forjar el cemento, luego poner las estructuras. La base de este edificio es la relación que tienes contigo misma. Es como te hablas, como te tratas y que elijes para ti. Si esta base se torna sólida, firme sabrás elegir mejor y si te equivocas no pasa nada.

La relación de pareja es un gran desafío, un gran reto. Hay que ir construyéndola poco a poco y las adversidades, que siempre surgen, ese momento de crisis o crítico de la pareja, son los exámenes que te pone la vida para que podáis conoceros mejor, profundizar más en la relación, crecer a nivel emocional, para poder ir subiendo vuestro edificio planta por planta.

He visto gente vegetariana, amante de los animales, antitaurina, saliendo con personas que eran todo lo contrario a ellas. Que no compartían ningún valor. ¿Cómo crees que acabaron estas personas? Rotas por haber ido en contra de sus principios, de sus valores y de su idea y percepción de la vida. Literalmente esta persona se traiciona y el sentimiento de traición duele mucho.

Así que si estás buscando a alguien hazte varias preguntas. Si ya tienes a alguien observa si se parecen vuestros valores y si compartís las mismas ideas de los aspectos de la vida que para ti son muy importantes. Olvidar del dicho que dos polos opuestos se atraen que en la vida sentimental no funciona. Bajar las expectativas. No idealizar a esta persona y por supuesto trabajar tu autoestima. Y si la tienes que fortalecer busca ayuda o trabaja sola. Hay mucho material en la red.

Es mucho mejor cuando te acompaña un profesional en el proceso de crecimiento y madurez emocional. Veo muchos procesos maravillosos en los seres que han confiado en mí.

Y tú, ¿confiarías en mí?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *