Tu pareja no te pertenece

Gracias por estar ahí un episodio más de autoestima en apuros. No se si es tu primera conmigo o ya has estado aquí en varias ocasiones. Espero que si ya has oído varios capítulos, que tu autoestima ya no esté en apuros, más bien este más fuerte, más alta y más sana.

Si has llegado hoy aquí echa un vistazo a la lista de episodios y verás que trato la autoestima desde todos los angulos. Desde la emociones, del autoconcepto, desde los pensamientos. En casi todos los episodios hablo de la autoestima porque la autoestima está involucrada en todo lo que haces. Está presente en tu forma de amar, de trabajar, de relacionarte con tus amigos, familiares, colegas, en como te ves, como piensas, cómo hablas, cómo te comportas. Es casi imposible que ella, nuestra querida autoestima, no esté presente en todo lo que hacemos.

Pero si es tu primera vez aquí yo te aconsejaría que oyeras el primer episodio donde explico que es la autoestima y presento este Podcast. Que por cierto este episodio en concreto tiene mas de 5.000 reproducciones según mi alojador Anchor. Y en los 54 episodios ya publicados tengo casi 100.00 plays. Cuando alcance los 100.000 haré un sorteo, aún no sé de que. Lo publicaré en Instagram. Si no me sigues aún corre porque a lo mejor te puede tocar un regalito. Soy elisaprieto8. En mi web tienes 3 regalitos en forma de ebook para descargar gratuitamente. Sobre parejas, autoestima y sexualidad.

Tu pareja no te pertenece. Vaya temita estarás pensando. Aunque te parezca raro, este pensamiento de posesión aún está en muchas mentes y lo puedes ver que es así cuando el comportamiento de estas personas está basado en el dominio, en la posesividad, en el control, en la manipulación y en los celos. Actúan como si tu fueras de su propiedad.

Cuando alguien te dice soy solo tuyo o tuya, eres mío o mía, te quiero solo para mí, quiero estar a todas horas contigo…, sal corriendo porque no somos un objeto al que se pueda poseer o adueñarse. No somos de nadie ni siquiera de nuestros padres. Es maravilloso oír eso cuando estas enamorada, pero no te engañes.

Poco a poco este tipo de persona que cree que su pareja le pertenece, se va adueñando de su vida, no se separa de ella, quiere saber a todas horas donde y con quien está, le prohíbe ver a sus amigos, se mete con su forma de vestir, controla el teléfono, las redes sociales, todo en el nombre del amor romántico. Ese amor ficticio que vimos en las películas, en los libros, en los culebrones de la tele que siempre tienen el mismo guión. La pareja se conoce, se enamoran locamente, pasan una breve temporada de ensueño y entonces llegan los conflictos. Todo es difícil, discuten, se separan por las circunstancias que sea y después de muchas páginas escritas, la pareja termina con un maravilloso final feliz. Hasta en Las sombras de Grey  termina con la curación del protagonista, en una casa maravillosa con la parejita de hijos. No deja de ser un cuento de hadas con tintes sadomaso.

Lo que no cuentan en estas historias es que esta relación tan idílica como mínimo es una relación de dependencia emocional porque el soy tuya y eres mío es muy toxico y no puede terminar nunca bien en la realidad. En el caso de que esta pareja siga junta, uno de los dos sufre.

Es verdad que cuando nos enamoramos magnificamos lo que nos gusta de la persona hasta tal punto que tapamos lo que no nos gusta. Pero afortunadamente esta fase de locura bioquímica se acaba y entonces podemos empezar a conocer realmente quienes están bajo esta maravillosa persona que probablemente hayamos idealizado.

Frases del tipo sin ti no soy nada, no puedo vivir sin ti, nunca me abandones, si no estás conmigo no estas con nadie son signos de que esta persona tiene una autoestima muy baja y sus celos y afán de control lo demuestra.

Siempre digo lo mismo. Cuando veas un comportamiento extraño, que te insulta o trata mal en público o en privado, que te trata como un objeto sin derecho a opinar o a tomar decisiones, rompe con esta relación y olvídate de esta persona. No pienses jamás que tu amor o el suyo hará que esta persona cambie. Nunca lo hacen.

Tengo un episodio que habla de los tipos de maltratos que te aconsejaría que lo oyeses si crees que puedes estar en esta situación.

Me duele mucho cuando leo muchos emails que me mandan personas que han roto con una relación de maltrato y que se sienten fatal consigo mismas por haber dejado a su pareja. Les entra mucha ansiedad porque quieren volver con esta persona que le maltrataba emocionalmente, psicológicamente y en muchos casos llegan a la agresión física.

Es normal que se sientan así porque pasan por el síndrome de abstinencia por esta persona porque en realidad no había un amor entre ellos. Lo que había era un enganche emocional que es muy parecido a una adicción. En esta fase hay que hacer un esfuerzo para mantenerse en la decisión.

He pasado por eso y se lo que es. Jamás me pusieron la mano encima pero supe lo que es estar con una persona posesiva, dominante, controladora y celosa. Pero esta relación duró muy poco pero lo suficiente para saber que él necesitaba ayuda psicológica. Me prometió que no se iba a repetir el episodio que tuvimos en público, en un restaurante, le creí y le di otra oportunidad. Pocos meses después me hizo exactamente lo mismo pero en otro escenario.

Aquí el engaño es que cuando este tipo de persona está en modo agradador, amoroso, detallista son los mejores y cuando algo no les gusta o no encaja en su forma de percibir la relación, cambian completamente el comportamiento llegando a poner en peligro nuestra integridad física y emocional.

Son personas muy manipuladoras. Cuando pasa algo que no te parece normal pon a esta persona en observación. Debes hablar con ella comunicando de forma asertiva, no en una discusión, que te explique lo que ha pasado, el porqué de su comportamiento y que no estás de acuerdo con esta forma de actuar. No hace falta amenazar con irte. Simplemente después de esta conversación observa que pasa más adelante.

El amor es entender que la otra persona es un ser libre que quiere compartir la vida contigo que también eres libre. No tenéis que hacer todo junto, tenéis que mantener a los amigos que ya había antes de la pareja, tenéis que daros un espacio de vez en cuando para que la relación se oxigene. Es muy importante para no desgastarla.

Con las personas que trabajo la pareja siempre les digo que hay 3 espacios que mantener. El de la pareja, el de cada uno y el de la familia en el caso de que haya hijos.

Es muy fácil acomodarnos y dar muchas cosas por sentado pero pensar y actuar de esta forma es un gran error y difícilmente será una pareja sana y feliz. Y cuando digo feliz quiero decir que a pesar de los conflictos, los desafíos y los problemas que nos trae la vida, esta pareja sobrevivirá porque de todo eso ellos aprenden, crecen juntos y el vínculo se fortalece.

Recuerda siempre que amar de verdad es aceptar que tu pareja es libre de quedar o de marcharse como tu también ejercerás esa libertad en el caso de que ya no quieras seguir más con esta persona, simplemente porque ya no la quieres.

La vida es muy corta para sacrificarla en una relación que ya no te satisface o que no te trata como te mereces.

Si tomas la decisión de romper la relación, te aseguro que el gran amor de tu vida te estará esperando.

TÚ MISMA.

Hasta el próximo episodio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *