Para avanzar hay que soltar

Esta semana voy a darte algunos consejitos de cómo seguir en la vida más ligera de equipaje. Pero antes quiero informarte de cómo va este podcast si acabas de aterrizar aquí.

Soy la autora de este podcast y además de coach personal y sexóloga. Uso este medio para compartir mis conocimientos y experiencias en el mundo de la autoestima, de las relaciones de pareja y de la sexualidad. Me he especializado sobre todo en autoestima y en dependencia emocional por la cantidad de personas que me han buscado que sufren en las relaciones por tener una autoestima muy baja.

Muchas personas aguantan una relación tóxica porque no se creen merecedoras de alguien mejor, o por miedo a estar solas, o por miedo a enfrentarse a su pareja. Es increíble la cantidad de gente que sufre por lo mismo. No te lo puedes imaginar.

Doy sesiones individuales online y en mi web además del podcast con más de 50 episodios, hay 3 ebooks de los temas referidos que los puedes descargar totalmente gratis. Lo comento porque hay personas que dicen que las terapias son solo para ricos. No estoy de acuerdo porque hay mucho material en la red gratis y libros electrónicos muy baratos.

No hay excusas si lo que quieres es crecer y a aprender a amarte. Si necesitas que te acompañe una profesional como yo habrá que priorizar las necesidades y quizás dejar por un tiempo otros consumos. Yo siempre invertí en mi bienestar emocional porque para mí es muy importante. Mi web es www.elisaprieto.com También puedes seguirme en Instagram soy elisaprieto8.

Para avanzar hay que soltar. ¿Qué quiero decir exactamente con esto? Que si quieres ir feliz por la vida, con optimismo, con seguridad, sin miedos, empoderada tendrás que ir sin remordimientos, sin sentimiento de culpa, sin reproches, sin machacarte, sin tus creencias limitantes, sin un autoconcepto negativo,…hay dejar todo esto atrás. Pero claro siendo realista, dejar esto todo atrás es muy difícil es como si borráramos con una goma los registros que tiene tu cerebro de los acontecimientos reales o las interpretaciones de la realidad que para el cerebro es lo mismo.

¿Entonces como podemos deshacernos de todo esto para ir más ligeras, para poder avanzar en la vida? Lo prioritario es aprender a vivir en el presente. Es cierto que esta frase vivir el presente, el hoy está muy manida, muy usada pero es cierto. Si paramos un momento y observamos nuestros pensamientos cuando estamos estresadas o tristes o con miedo, veríamos que ninguno de los pensamientos están en el momento presente. Si te entra miedo por lo que sea que estés viviendo ahora mismo, no estas en el presente. Probablemente si sientes ansiedad estas con tus pensamientos en el futuro y en un futuro negro. También puedes estar en el pasado si te entra miedo de arriesgarte o cambiar alguna situación porque seguramente habrás tenido experiencias que no te haya salido como tu esperabas.

Es decir en nuestra mente tenemos un baile incesante de pensamientos que te traen de un lado para otro. De atrás hacia delante, un mareo constante que muchas veces ni te das cuenta que la causa de tus inseguridades son la clase de pensamientos que tienes y en el tiempo están. Pasado o futuro.

Todo tiene una explicación. La famosa zona de confort es aquella que conocemos y aunque no nos guste, quedamos en ella. El cerebro, que es muy listo, te dice que no te muevas porque los cambios gastan mucha energía. Como él está diseñado para evitar dolor y buscarte placer, vas a tener una lucha interna con él. Te puedo asegurar que muchas veces la mente gana la batalla entre lo que quieres y lo que no quieres y te quedas en un empleo que no te gusta, en una relación que no eres feliz, tu felicidad de depende de los demás, no pones limites…la mente tiene muchísimos argumentos porque ella se basa en tus experiencias, lo que has interpretado y aprendido de ellas.

La buena noticia, como ya expliqué en otros episodios, es que podemos cambiar muchos pensamientos limitantes a pensamientos que te empoderan, que te ayuden a creer en ti, que te de la fuerza y el coraje que ya reside en ti para lograr aquello que deseas. En el momento que decidas soltar a tus fantasmas del pasado, empezando por lo más fácil o el que más te duele, en el cerebro quedará registrado que eres capaz y que dispones de todos tus recursos, recursos que te ayudaran a realizar este cambio que tanto necesitas.
Te doy unas ideas para que puedas vaciar al menos un poco tu mochila personal para que en tu vida vayas más ligera.

No es bueno estar apegadas al resultado negativo de las experiencias del pasado pero tampoco estar regodeándote en las experiencias bonitas. Eso pasa mucho cuando no queremos soltar una relación de dependencia emocional porque nos excusamos en lo bonito que fue al principio y con esto mantengo la esperanza de recuperarlo. Hay que analizar el presente.

Con los errores del pasado, sea el que sea, muchas veces sentimos sentimiento de culpa y este sentimiento creo que es el más duele porque nos castigamos mucho cuando creemos que todo es por mi culpa. Hasta si mi pareja tiene celos patológico., es por mi culpa. Para poder liberarse de la culpa hay que ver este error como un aprendizaje y perdonarte. Lo has hecho lo mejor que supiste hacer en aquel momento. Si no sustraes ningún aprendizaje probablemente repetirás la situación.

Si lo que quieres soltar o dejar ir es una relación de pareja, hay que hacer el duelo, es decir el proceso de curar las heridas de la perdida para la liberación total. En el caso de una pareja el dicho la mancha de una mora con otra verde se quita aquí no funciona porque saltaríamos el duelo y eso no te conviene. Rara vez sale bien.

Y por supuesto mi aprendizaje o enseñanza estrella es el cambiar el dialogo interno. Si no lo cambias estarás eternamente atada a este dialogo nocivo, tóxico que muchas veces tenemos con nosotras mismas. Estarás siempre insatisfecha sin saber el porqué.

Y aprender a meditar. Está muy de moda el mindfulness pero es la meditación de toda la vida. Y si buscas información verás que no se trata de dejar la mente en blanco que es casi imposible pero la meditación es muy buena para calmar la mente y te ayuda a ser observadora de ti misma. Imprescindible para conocerte. La recomiendo siempre como ejercicio.

Todo se puede aprender y entrenar. El autoconocimiento de una misma ayuda mucho a entenderte. El entendimiento facilita cualquier proceso en tu vida.

Y por último una técnica que me gusta mucho usar para soltar lo que sea es la carta de despedida. En esta carta escribirás todo lo que significó para ti eso que quieres soltar. Escribe con todo lujo de detalle con sus emociones y sentimientos incluidos y por supuesto con la intención real de despedirte, de soltar esa persona o situación. En esta carta debe constar de 4 premisas:

1. Debes expresar que lo sientes. Por ejemplo: Siento que llegados a este momento no pueda más seguir contigo…

2. Pides perdón. Te pido perdón por las cosas terribles que te dije…hablaba mi miedo, mi impotencia, mi necesidad de ser amada…

3. Le dices a esta persona que la quieres, si es que lo sientes, pero que no puedes seguir con esta relación.

4. Da las gracias. Agradece todo aquello que has aprendido de la relación aunque sea aprender a valorarte por estar con una persona que no te valoró ni te respeto. Gracias a esta persona has decidido crecer, madurar y a quererte.

Todo nos enseña algo y cuando sacamos este aprendizaje o lección es mucho más fácil soltar porque entendemos que ya no hay nada más para ti en esta relación o en lo que quieras soltar.

La vida es un constante aprendizaje. Y al cerebro le encanta aprender. Si le agradas, será al final tu aliado y cambiarás tu estado mental de víctima a poderosa.

Suelta eso…que no te hace feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *