Lo que te roba energía

Este episodio será totalmente práctico. A veces sabemos mucha teoría pero no lo ponemos en práctica y eso es lo mismo que no saber nada. Te voy a dar una lista de situaciones o actuaciones que hay que tener en cuenta para poder elevar el nivel de energía o por lo menos que no te la roben.

Los seres humanos somos muy complejos, tenemos muchas partes que debemos cuidar para sentirnos bien con nosotros mismo. Tenemos el cuerpo físico, el mental, el emocional y por último el energético. No vale únicamente cuidarte el cuerpo haciendo ejercicio combinado con una sana alimentación si te pasas el día rumiando y quejándote de todo lo que te pasa.

No sirve tampoco cuidar los pensamientos, gestionar las emociones, cuidar el cuerpo si la energía que nos rodea o que perfila nuestro cuerpo está baja o inexistente. No me refiero a la energía física me refiero al cuerpo electromagnético que nos envuelve. Ese cuerpo invisible para los ojos humanos.

Estoy segura de que ya te ha pasado alguna vez de estar con alguien que no conoces de nada, que tampoco tienes ninguna referencia sobre ella, y sentirte mal de repente, cansada, agotada y la persona al final te cae mal y no sabes porque. A esa gente les llaman vampiros energéticos. Personas que te roban energía, de forma inconsciente o consciente. Eso no lo sé.

Lo que sí sé, es que te puedes quedar sin energía, o tenerla muy baja con tus propios pensamientos. No hace falta otra persona para que te sientas mal, floja, débil, pesimista, sin ganas de nada, o tener miedo, etc… Sentir miedo y dejar que esta emoción te abrume o te secuestre, te deja la energía por los suelos.

Vamos a ver a lo que a partir de hoy podemos evitar o cambiar para no estar con poca energía, o con la vibración baja que para mí es lo mismo. Hoy en día hablan mucho de la importancia de mantener la frecuencia vibraciononal del campo energético alta.

Al final del episodio te diré lo que ayuda a subir la vibración pero primero veremos cómo evitar situaciones que te bajen tu frecuencia.
Relaciones toxicas. Cuando la mayor parte del tiempo no eres feliz con tu pareja pero te da miedo dejarla, estas en una relación de dependencia. Los momentos en que no te sientes feliz te roban mucha energía. No solo con la pareja, puede ser un colega, familiar, amigo.

Vampiros energéticos. Son esas personas que al dejarlas te sientes agotada. Son las que se quejan, las conflictivas, las pesimistas, las que solo ven la parte negativa del mundo, de la vida, etc… pero si nos comportamos así con los demás también perdemos energía, es decir también podemos ser la causa de la pérdida energética.

Perfeccionismo. Roba mucha energía. Intentar ser perfecta es agotador. Lo mismo pasa cuando quieres controlar o dominar una situación que no depende solo de ti. Esa actitud te deja por los suelos.

Expectativas muy altas. Tanto en las relaciones de pareja como en cualquier ámbito cuando esperamos mucho y obtenemos menos de lo que quisiéramos, nos decepcionamos, nos entristecemos y la frecuencia baja.

Conversaciones que no te aportan nada. Que no te suma, solo restan y no te lleva a ninguna parte. Si no es una conversación interesante al menos que sea divertida, optimista, positiva. Hablar solo del pasado como nostalgia o recordar constantemente un hecho desagradable también te merma tus fuerzas.

Pensamientos negativos. Si la mayor parte del tiempo eres pesimista, negativa, das muchas vueltas a las cosas, visualizas un futuro negro, y repites ideas una y otra vez al final terminas creyéndotelo. Estos pensamientos negativos y repetitivos te robaran energía.
Por supuesto que los insultos, las críticas destructivas, las discusiones, los desacuerdos, los desprecios, la ignorancia, la falta de respeto… todo eso te quita energía, te baja la autoestima sobre todo si viene de alguien importante para ti. Solemos dar mucho poder a esta persona. Tengo un episodio sobre varios tipos de maltrato. Escúchalo si crees que puedes estar sufriéndolo.

El sedentarismo, el desorden, las indecisiones, el abuso de las tecnologías, la mala alimentación, dormir mal, no poner límites, etc…todo contribuye a cargar tu campo energético.

Te cuento todo esto para que sepas cuidar de tu energía, de tu cuerpo energético. Solo tu puedes mantenerle vibrando alto. Y se puede hacer.

Lo primero que tienes que hacer es revisar tus relaciones por si tienes que alejarte de alguien que no colabora precisamente para que estés bien. Hay muchas cosas en la vida que no podremos evitar pero eres tú la que decide qué hacer con esto que te ha pasado.

Me encanta una expresión que he oído hace mucho que reza. Si no aportas, aparta. Infelizmente hay personas que además de no aportar nada te quita. Siempre digo que en las relaciones de pareja hay que sumar aunque sea 9 + 1. Pero nunca restar. Un ejemplo claro es que si soy un 10 en hacer planes de salidas y mi pareja no aporta ninguna idea, ni enriquece lo que propongo y además tira la idea o se queja. Eso es restar.

¿Qué puedes hacer para mantener tu energía o vibración alta una vez que hayas revisado tus relaciones?

Lo primero es darte cuenta de lo que piensas, de lo que sientes y de lo que hablas. Las personas que hacen o han hecho un proceso conmigo para subir la autoestima saben la importancia del dialogo interno. Este dialogo solo es posible cuando empiezas a observarte, a conocerte.

Es el primer peldaño de una escalada hacia ti mismo, hacia tu amor propio tan importante para mantenerte arriba, animada o recuperarte de una caída, venirte arriba otra vez.

El humor es fundamental, la alegría, la esperanza, la ilusión de algo nuevo, hacer algo que te apasione, pegar este cambio físico , o de trabajo, o de ciudad eso que hace años que estas soñando.

La naturaleza es una buena forma de recuperar esta energía. Abrazando un árbol, pisar hierba, arena, tierra. Tomar sol 10 minutos sin protección. Baños en el mar es buenísimo. Bailar, cantar, pintar, escuchar música clásica, góspel, gregoriana o la que elijas para que eleve tu ánimo. La meditación también ayuda, el mindfulness.

Puedes escribir una frase que te anime, que te empuje, que te de poder y fuerza para afrontar el día y ponerla en el espejo de tu baño para que sea lo primero que veas cuando te levantes. Nómbrate en ella. Buenos días. Eres un ser único y maravilloso. Te deseo un buen día Elisa. Pongas lo que pongas en tu frase, créetela y actúa como tal.

La fórmula más rápida y segura de mantener niveles altos de vibración energética es estar en el amor, en el corazón. Es la más rápida pero también la más difícil. Estar conectada al amor es ser compasiva, amorosa, empática, pacifica, proactiva, comprensiva, agradecida, resiliente, con los demás pero primero hay que ser con una misma por eso es la más difícil. Porque muchas veces somos todo eso con los demás pero poca veces con nosotras mismas. No necesitamos a un enemigo, ya lo llevamos incorporado.

Recuerda que la vida es una cuestión de actitud y tú decides si quieres que tu vida sea positiva o negativa la mayor parte del tiempo.

Tú decides con cual emoción quieres convivir en tu día a día. ¿Amor o miedo? Hay momentos duros, difíciles, hay desamores, duelos, desafíos, decepciones, injusticia pero también hay alegría, amor, generosidad, solidaridad, bondad, nobleza, grandeza… el ser humano tiene muchos valores y cuando nos unimos en ellos la vida es maravillosa.

Es como un día soleado de primavera con una dulce brisa que te trae la fragancia de las flores recién abiertas, para un nuevo ciclo de vida.

Cuida tu energía, cuida tu corazón, cuida tus pensamientos y cuídate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *