Infidelidad. ¿Se puede perdonar?

Hoy estoy especialmente animada porque el tema que voy a tratar en este episodio es muy complicado. La infidelidad. Es tema para debate porque muchos no perdonarían una infidelidad pero si les gustarían que les perdonasen en el caso de que fueran infieles. Otros no dan importancia a infidelidad sexual y otros están abiertos a tener relaciones amorosas con más de una persona como es el caso del poliamor.

Antes de entrar en este tema tan controvertido quiero recordarte que para estar más cerquita de mí puedes seguirme en Instagram. Soy elisaprieto8 y también quiero recordarte que en mi web tienes 3 ebooks gratuitos para descargar como regalo que te hago por suscribirte a mi ella. Los ebooks son sobre autoestima, sobre el amor y la sexualidad.

¿Es posible perdonar una infidelidad? Antes de contestarte veamos qué tipo de fidelidad existe. Si has oído bien. Hay dos tipos de fidelidad. La física y la mental.

Somos muy fieles, sin esfuerzo ninguno cuando estamos enamoradas. No hay ninguna duda sobre la fidelidad. El coctel hormonal solo da cabida a un único ser. Solamente esta persona de la cual estoy perdidamente enamorada es el foco de mis pensamientos, mi deseo y mi mirada. No tengo ojos para nadie más.

La otra fidelidad es más mental, depende más del razonamiento. Esta persona es capaz de analizar las consecuencias y los beneficios de una cañita al aire. Si le interesa y le importa su relación probablemente no se arriesgará.

Si se presenta en tu vida una gran tentación y no quieres perder a tu actual pareja, mi consejo es que busques ayuda profesional para resolver esta dicotomía mental. El diablito te dice que sí y el angelito dice que no lo hagas. ¿A cuál haces caso?

¿Cuantos tipos de infidelidad hay? Pienso que hay tantos tipos como personas hay en el mundo. Cada uno tiene que tener muy claro que es para si una infidelidad. Puede ser sexual, por mensajes de texto, por videoconferencia, por pensamientos, por fantasear, por ver pelis eróticas, por masturbarse, por mirar a otra persona…

Entonces ¿qué es la infidelidad? Es la ruptura de los acuerdos hechos entre dos personas donde al romper dichos acuerdos una se siente engañada, traicionada. Normalmente ese acuerdo es inconsciente porque lo que impera en nuestra sociedad occidental es la exclusividad.
Hoy en día hay parejas que establecen acuerdos con respecto a la fidelidad. Cada una debe comunicar su concepto de fidelidad y que está dispuesta a tolerar en el caso de que surgiera la ocasión de ser infiel. Eso es muy importante.

Pero aquí yo diría que antes de establecer estos pactos una debe analizar, si no está dispuesta a perdonar una infidelidad. Si es así pregúntate si te gustaría que te perdonase. El acuerdo es de doble sentido. Si el acuerdo es de exclusividad, el sentimiento de traición no permitirá que el cónyuge sea perdonado.

Si es una relación abierta hay que dejar muy claro lo que cada uno entiende por “abierta”. Hay parejas que no les importa que haya infidelidad en el terreno sexual. Algunos acuerdan en que la discreción debe estar incluida en este pacto y que no hay que contar a la pareja. No hay que llegar a casa y decir acabo de venir de echar un polvazo con un colega de la oficina que aún me tiemblan las piernas. ¿Para qué quiere la otra persona detalles de tus escarceos? A no ser que sea un acuerdo vuestro.

Nada está bien ni nada está mal. Lo único que realmente importa es lo que pensáis sobre la infidelidad y los acuerdos que lleguéis juntos.

Cuando no se habla de este tema se da por hecho que el imperativo social sobre la relación es el de la exclusividad. Por lo tanto si echas una cañita al aire y tu pareja te pilla, lo más probable es que no te perdone.

La mayoría de las parejas se relacionan bajo este pacto tácito. Se da por hecho que el adulterio no es perdonable.

Yo personalmente paso mucho de los cánones y los constructos sociales. Para mí lo que no es perdonable es que si tenemos un acuerdo previo, la otra persona lo salta o lo rompe. Lo más importante para mí es lo que quiero en cada momento de mi vida pero la honestidad debe estar siempre presente. La honestidad en la comunicación.

Te voy a dar mi opinión personal y profesional. Si busco algo fuera de mi casa, sea sexo, cariño, atención, apoyo, que me escuchen, diversión o lo que sea que me pida el cuerpo ser infiel, lo primero que haré es preguntarme que me está pasando en mi relación.

Me pregunto: ¿Estoy aburrida en el sexo? ¿No hay dialogo, ¿mi pareja no me escucha? ¿Necesito cariño? Una vez que sepas lo que te está pasando lo siguiente es hablar con tu partner desde la mayor honestidad y sin miedo. Porque te aseguro que lo que está pasando está hirviendo bajo tu piel aunque no seas consciente y cuando alguien pasa cerca de ti y te roza la pasión se desata y la razón se esfuma.

Si tenías un acuerdo tácito con tu pareja y aun le quieres te sentirás fatal porque no sabrás que hacer con eso y el sentimiento de culpa te invadirá. Tienes miedo de contárselo por su reacción, por si te deja pero esa sensación de que has roto con este pacto de exclusividad te atormenta. El dilema surge ¿cuento o no se lo cuento?

Mi madre me dijo un día. No hay que contar todo a la pareja, hay que guardar algo para ti. Si quieres contar antes hay que medir las consecuencias porque el amor no puede con todo. Me pareció muy sabio su consejo.

No puedes esperar que tu pareja entienda lo que pasó contigo cuando sucumbiste a los encantos de la otra persona. A no ser que asumas la probable respuesta negativa de tu pareja.

Si estás dispuesta a sacrificar, no me gusta nada esta palabra pero representa muy bien lo que quiero decir. Si estas dispuesta a sacrificar la relación porque has cometido un pequeño error según tu acuerdo de exclusividad y para ti no hubo más que placer carnal y puntual, pues yo se lo contaría. Pero si la relación en todos los terrenos es buena, me refiero a que hay amistad, sexo y cuidado entre vosotros, pues me lo guardaría.

Repito por si no quedó claro. Si la pareja merece la pena de verdad y aun la quieres, yo guardaría esta infidelidad. Si ya no hay amor, ni buen sexo, o sexo a secas, ni amistad ni nada pues usaría la infidelidad como motor, como gas para la separación. Lo hace mucha gente. A veces esa cañita al aire sirve para que una se dé cuenta que la pareja está muerta, que ya no hay nada.

Con respecto a lo que sientes por haber sido infiel, y tu decisión es seguir con tu pareja, este sentimiento que te abruma se puede procesar, yo diría que si te duele mucho, que buscaras algún profesional que te ayude en este proceso. Todos cometemos errores y de ellos aprendemos. Yo te puedo ayudar si estas en esta tesitura. Es mi especialidad el tema de parejas.

Si ser infiel es algo normal para ti y no te importa que para tu pareja sea imperdonable, yo te preguntaría porque estas con esta persona. Te aseguro que si te pilla le vas hacer sufrir mucho. Piénsatelo.

Lo ideal es que habléis antes de formalizar una relación. Y por supuesto que lo más importante es hablar siempre que sientas que algo no va bien. Las parejas y el amor se va construyendo día a día con sus buenos y malos momentos. Dejar que un problema o insatisfacción vaya a más sin poner remedio, es muy probable que eso que no quisiste hablar por miedo o vergüenza se te puede explotar sin tener solución.

Muchas parejas buscan ayuda de un profesional cuando están heridas de muerte, cuando ya no hay nada que hacer. Está bien que lo intentes como último recurso pero lo ideal sería que fueras dando atención a eso que puede convertirse en la ruptura de la pareja.

Si estáis entrando en la monotonía, en la rutina que es muy difícil de evitar, haz propuestas nuevas a tu pareja. Toma la iniciativa si tú eres la que está notando como va decayendo el interés por el sexo, que habláis menos, que os habéis distanciado. Pon atención a esto ya.

No hay que pretender volver a como era cuando empezasteis porque la bomba química ya explotó dando paso al amor. Tengo otros episodios que doy ideas de cómo recuperar la pasión. Escúchalos. El lenguaje del amor es otro episodio que tengo que es muy importante conocer para poder entender el lenguaje de tu pareja.

Para mí el mayor problema de la infidelidad es cuando busco amor fuera de la pareja. Eso significa que no me siento amada o ya no la amo. Si es así, yo me iría de esta relación porque no podría convivir con alguien donde no me siento querida y tampoco sería honesta quedando con alguien que ya no quiero.

Si hay intereses mayores entre vosotros, como hijos, la economía, falta de apoyo de familiares, el que sea, me sentaría con mi pareja y pondría las cartas sobre la mesa y buscaría soluciones a través de acuerdos de convivencia.

Conozco parejas que se separan pero siguen viviendo en la misma casa. Han acordado que era lo mejor para ellas. Mejor así que vivir en una constante mentira.

Citando a mi madre otra vez, ella siempre decía: Todo tiene solución menos la muerte.

Hasta aquí el episodio de hoy. Si te gusta y te sirven mis episodios, compártelos. Nos harías un gran favor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *