¿Qué es la inteligencia sexual?

¿Cómo vas con tus propósitos de año nuevo? ¿En tu lista de propósitos has incluido algo sobre tu vida sexual? Si es así seguro que este episodio puede arrojar un poquito de luz a tus dudas o ganas de cambio en tu cama.
¿Qué es la inteligencia sexual?
Según los psicólogos Sheree Conrad y Michael Milburn, profesores e investigadores de la Universidad de Massachussets, la dimensión erótica de cada persona está determinada por su coeficiente de inteligencia sexual que constituye una parte de nuestra capacidad intelectual, tan importante como la inteligencia emocional. La inteligencia emocional (Goleman, 1995) es la capacidad para reconocer, comprender y regular nuestras emociones y las de los demás, por tanto, la inteligencia sexual está íntimamente ligada con este otro tipo de inteligencia.

En otras palabras. Una persona inteligente sexualmente hablando es la que disfruta de su sexualidad plenamente y también disfruta satisfaciendo a su partner. Es una persona que se conoce a sí misma, sabe darse placer y es sensible con las necesidades de la otra persona.

Es de lo que hablo siempre. Esta persona practica el Egoísmo positivo y placer compartido. Para eso tienes que conocerte, saber qué es lo que te gusta y como te gusta en la cama. Y por supuesto lo que no. No estás solo para complacer a tu pareja, estas para disfrutar del placer compartido, de todos los sentidos, de expresarte de las múltiples maneras que un encuentro sexual permite. Es la máxima expresión. Si eres una persona sensible a tus propias necesidades a las de la otra persona sabrás en cada momento lo que os da más placer.

Te doy unas pistas para saber si ya eres inteligente sexualmente o te lo tienes que currar. No te preocupes si te das cuenta de que lo tienes que trabajar más, las encuestas dicen que un 60% de las personas no están del todo satisfechos en la cama.
Estoy convencida que esa insatisfacción es debida a una falta de educación sexual y sobre todo falta de comunicación. Los perjuicios, estereotipos e incluso los mitos aun hacen mucho daño y nos impide disfrutar de una forma plena y autentica. Ojo hay mucha mentira en la cama aún.

A ver como andas de inteligencia sexual.

Lo primero para mí y lo más importante es la comunicación. Hay que hablar libremente de sexo con tu pareja. Sin miedo, sin tabúes. Lo que se hace y se habla entre 2 personas debe quedar entre las 2. Y hablas sobre la sexualidad con toda naturalidad con cualquier persona.

Autoconocimiento. Corporal, mental y emocional. A nivel de cuerpo tenemos que conocer cuáles son nuestras zonas erógenas además de las clásicas como los pezones, genitales y el ano dadas las miles de terminaciones nerviosas que tienen. Hay que aprender a erotizar el cuerpo y eso se hace explorando toda tu piel. Toda ella es erógena. A nivel mental están los estímulos que más desatan tu libido pueden ser internos como la fantasía, los pensamientos o externos con el tacto, la visión y el oído.

Autoestima sexual. Lo más importante en la autoestima sexual suele ser la aceptación del cuerpo tal cual es. Nadie es perfecto. Todo el mundo tiene partes bonitas y partes no tan bonitas. Hay que aprender a aceptar todos las partes para no preocuparte de esto en la cama. Tu cuerpo es perfecto tal cual es. Además aquello que menos te gusta en tu cuerpo puede ser lo que más le gusta a tu affair. A mí me sorprendió un verano en Madrid que ligue a un tío que le encantaba mis brazos porque decían que eran fuertes. Y curiosamente siempre tuve complejos de brazos. De jovencita porque eran muy delgados y con más edad y unos kilos de más los veía gordos. Después de esto perdí el complejo de todo. Lo importante es que tú te quieras y dejes esto a un lado porque es una tontería.

Tomar la iniciativa. No tener miedo de tomar la iniciativa. A veces no lo hacemos por miedo a un NO o a lo que la otra pueda pensar. Si no le apetece lo mismo puedes sugerir otros juegos más rápidos como una masturbación mutua o sexo oral. Más rápido pero no menos excitante y placentero. Y si realmente no quiere nada, pues tu contigo misma. Un poco de hedonismo no viene mal a nadie. Y quizás la otra persona al oírte o verte se anima.

Rara veces sales insatisfecha de la cama. Esto se debe al autoconocimiento que una tiene de sí misma. Si te está haciendo algo que no te gusta le indicarás como te gusta con un gesto, con las manos o con palabras si hace falta.

Evita el coito centrismo. Es decir una persona con inteligencia sexual sabe que el sexo es mucho más que coito y disfruta de todo el juego sexual, de todo el encuentro sin que el coito y el orgasmo sea su único objetivo. El orgasmo es una consecuencia del juego, de la entrega de dos personas.

Complacer con placer. Una persona inteligente sexualmente nunca va a la cama con nadie si realmente no le apetece, únicamente por complacer. Siempre digo complacer con placer jamás sin placer. Si practicas sexo sin ganas una y otra vez terminarás aborreciendo el sexo y odiando a tu pareja.

Innovar. Esta persona le gusta probar cosas diferentes para hacer un encuentro más excitante y divertido. Deja que su imaginación vuele e invita a la otra persona a volar juntos. Siempre con consenso sea lo que sea.

Información. Uno de los signos de inteligencia sexual es la información. La puedes encontrar en libros, en estudios en webs de especialistas en sexología y por supuesto si necesitas ayuda o tienes dudas buscar a un profesional que te pueda orientar. No hay que tener vergüenza. Es lo más normal buscar ayuda de una sexóloga no solo para problemas de disfunciones como también de actitudes y conductas

Yo me especialice en actitudes y conductas. Lo que más trabajo es la bajaautoestima, la comunicación, las falsas creencias y los miedos. ¿Por qué me he especializado en eso???? Porque es lo que más insatisfacción produce.

Si quieres medir tu inteligencia sexual con un test, en la red hay muchas páginas que lo tienen. Yo elegí la revista muy interesante digital para hacer el mío.

La dirección es.

https://www.muyinteresante.es/salud/sexualidad/test/mide-tu-inteligencia-sexual

Bueno hasta aquí el episodio de hoy y como siempre espero haber aportado un granito de arena.

El tema sexual es muy complejo y complicado para muchas personas cuando debería ser vivido como el mayor regalo que nos dio la naturaleza. Gracias a nuestra sexualidad buscamos afecto, placer, interacción con los demás, nos reproducimos y hasta rozamos lo divino con el sexo tántrico. Es un regalazo. Si no lo vivimos así es porque hay muchos condicionamientos que nos impide disfrutar plenamente.

Si tienes alguna duda o pregunta me puedes escribir a través de contacto de esta web. Estaré encantada en ayudarte.

No olvides de seguirme en Instagram y en tu plataforma de podcast favorita, ok?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *