Autoestima alta y la arrogancia

¿Qué tal estas? La semana pasada te fallé porque no pude escribir ningún episodio. Tuve un pequeño incidente en la cocina que no pasó a mayores pero me dejó varias lecciones. Casi quemo mi cocina por olvidar una sartén con aceite en el fuego. Resultado de mi olvido fue una quemadura de 2º grado en la mano izquierda e inhalar mucho humo. Estuve 5 horas en el hospital para controlar el nivel de co2 y oxigeno en sangre. Todo quedó en un susto. Estoy bien.

La mayor lección que he aprendido de esta experiencia es que hay que priorizar y separar las cosas. Por atender al whatsapp en mi horario de comida, un mensaje de trabajo, me falté al respeto a mi misma. Prioricé a la otra persona que ni siquiera la conocía. No estoy echando la culpa a la otra persona o al mensaje, la responsabilidad de mis actos es mia, simplemente me puse en segundo plano. Era la hora de la comida, no de trabajar. Con una autoestima alta y sana aprendes a priorizarte y a valorarte más.

Sobre la autoestima alta va este episodio. Pero antes hazme feliz y sígueme en spotify o en tu plataforma favorita, ok?

Cuando tu autoestima es alta te sientes más segura, sabes priorizar, tienes más claridad, más calma y más confianza en ti misma. Cuando me refiero a que sabes priorizar, significa que no siempre estás tu en primera fila caiga quien caiga. A veces hay que priorizar a otras cosas o personas. Hay que tener sentido común. Siempre va de lo más importante y urgente a lo que no tiene tanta importancia o con más holgura de fecha y de tiempo. La hora de la comida para mi es sagrada salvo excepciones. En este caso primero yo.

Hace años conocí a una terapeuta americana que tenía un taller intensivo dirigido exclusivamente a mujeres llamado What about me? ¿Y yo que? Porque muchas mujeres cuando se casan y tienen hijos y además trabajan, se olvidan de si mismas. Todo va antes que ellas y eso no puede ser. Pasan los años y no has disfrutado de nada, la pareja se reciente y los hijos terminan por irse de casa sí o sí. Entonces se preguntan y ¿yo qué?

Pues no hay que llegar a eso. Hay que fortalecer la autoestima para que tu vida se vea y se viva desde otro lugar, desde otra perspectiva.

Hay muchos estudios que indican varios aspectos de las personas con autoestima alta que no tiene nada que ver con ser arrogante.
La persona arrogante no siempre tiene una autoestima alta. Con su arrogancia esconde sus debilidades, su vulnerabilidad, sus miedos.
Hay personas que piensan que valorarse a una misma de forma positiva es ser arrogante, engreída o prepotente. Nada que ver. La autoestima alta está basada en el autorespeto, autoconfianza, autovaloracion y en la autoaceptación. No cree que es superior a nadie ni mejor que nadie cosa que pensaría un arrogante o prepotente o si voy más allá una persona narcisista.

Vamos a ver como son las personas con alta autoestima.

Son independientes: No les preocupa el que dirán. No dan crédito a falsas creencias. No dan valor a los estereotipos. No buscan la aprobación de nadie, se sienten autosuficientes y se escuchan para poder seguir el camino que diseñan para lograr sus objetivos.
Son más fuertes: Recuerda que la autoestima está relacionada con lo que piensas de ti. Una autoestima alta significa que tienes un autoconcepto positivo. Al pensar de forma más positiva serás una persona más proactiva con lo cual lidiaras mejor con las situaciones desagradables de tu vida. La autoestima alta te facilita, te ayuda a la hora de defenderte ante personas que quieran hacerte daño porque no das credibilidad a comentarios destructivos y dañinos. Sabes quién eres y cómo eres.

Son exitosas: Pero no es un éxito gratuito. La persona con la autoestima alta se conoce. Conoce sus capacidades, sus valores, sus fortalezas y también sus debilidades. Es una persona que no cree en el fracaso sino en la experiencia que le permite mejorar. Si se cae se levanta más rápido porque no se queda en los pensamientos autodestructivos o de reproche. Aprende de sus errores por lo tanto logra sus objetivos más fácilmente. Al no seguir los pensamientos autocriticos, tienen mucho más claridad para resolver conflictos y lograr los mejores resultados.

Son más felices: Si eres una persona con un concepto positivo de ti, que crees en tus capacidades, que haces las cosas con amor, con pasión, entonces emanas felicidad. Y ves felicidad allá donde te enfocas. Eres capaz de ver lo negativo y lo malo pero no te paras ahí. Te doy un ejemplo de enfoque. Escribí un texto superbonito y profundo y lo envié a unas 100 personas por WhatsApp. En él había una errata que no me di cuenta. Todo el mundo me lo agradeció, unos me dijeron que era superbonito, otros que era un regalo el texto, etc… Solamente una persona me saco la errata y curiosamente, nada es casual, que es una persona con muy baja autoestima. Donde puso ella el foco? En lo profundo y bonito del texto? NO. Ella lo puso en lo negativo, ella resalto el error pero no dijo nada de lo positivo del texto. Hable con los mas íntimos sobre la errata y todos me dijeron que lo vieron, era muy evidente el error porqué escribí la palabra “para” 2 veces seguidas. Cuando no te aprecias o no te valoras positivamente, te será muy difícil ver lo positivo en lo demás. Te enfocarás en lo peor. Todo tiene su lado bueno y su lado malo. ¿Dónde te quieres enfocar?

Mejoran sus relaciones sociales: Tener una alta autoestima te permite elegir las personas que quieres tener en tu vida. Estas personas buscan personas con altos valores parecidos o iguales a los suyos. Honestidad, respeto, generosidad, confianza, comunicación son algunos de los valores que busca en los demás. Las personas con autoestima alta no temen a ser rechazadas o despreciadas por otros.
Sus críticas son constructivas: Los juicios que hacen las personas con autoestima alta siempre estarán enfocados a mejorar la situación, a construir y nunca a destruir. Es proactiva y busca soluciones a los problemas. Saben que las críticas negativas no ayudan a lograr los objetivos. Es consciente de que mantener la calma hace que tenga más claridad y por lo tanto mejor resolución.

Y por último las personas con alta autoestima se convierten en ejemplos de vida: la mayoría de estas personas se convierten en maestros o en modelos a seguir por otras que buscan tener el mismo nivel de confianza y éxito personal. La programación neurolingüística, la PNL conocida esta metodología por muchas personas, nos enseñan a modelar. A mis clientes siempre les digo que busquen al menos 3 personas que consideren que han logrado lo que ellos quieren, para tenerles como referentes. Pueden ser personas de tu entorno, personas famosas que más o menos conoces sus vidas o incluso puede ser algún personaje de ficción. Lo que trabajo con ellos es dialogo interno entonces les pregunto qué diría fulanito sobre eso? O que haría? Eso te ayuda mucho a ver las cosas desde otra perspectiva. Y modelar no es imitar o copiar. Es observar el comportamiento de esta persona en determinadas situaciones para aplicártelo. Y muchas veces hasta se mejora el original.

Dicen que no hay nada nuevo. Que todo ya está inventado. Lo que si hace que lo tuyo sea diferente es tu singularidad, tu forma única de hacer las cosas y trasladar a los demás. Como lo cuentas es lo que te hace único. Cuando modelas solo puedes ganar, crecer. Eso es tener alta la autoestima. Cuando la tienes baja, te comparas, copias y envidias a la otra persona. Y lo único que te puede pasar a nivel interno, aunque triunfes, es un sabor amargo porque sabes que nos has sido autentico, que no has puesto nada tuyo, de tu propia cosecha.
Cuando estos que no tienen una buena valoración de sí mismos, te ven sonreír a pesar del mal tiempo y que renaces de las cenizas como el ave fénix, seguramente querrán tenerte cerca y aprender de ti. Porque las personas con la autoestima alta brillan, brillan porque se sienten felices y emanan energía de felicidad. Además les gustan compartir y ayudar, son como focos de luces que ilumina los caminos de muchas personas que se acerquen a ellas, y querrán seguir sus ejemplos.

Bueno, hasta aquí el episodio de hoy. A trabajar la autoestima porque nuestro maravilloso mundo necesita de gente que brille con luz propia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *