Mi pareja me dejó. Claves para superar la ruptura

Antes de contarte las claves para superar una ruptura amorosa, me gustaría compartir contigo una novedad: he escrito un nuevo ebook que lo puedes descargar suscribiéndote a mi newsletter. Se titula La autoestima. Tu diamante en bruto. (Lo encontrarás en regalos). En él te contesto, al menos esa es mi intención, a varias preguntas que nos hacemos una y otra vez:

¿Por qué mis relaciones no funcionan?

¿Por qué repito el mismo tipo de persona?

¿Por qué no puedo romper con mi pareja?

¿Por qué no consigo olvidar a mi ex?

¿Por qué digo SÍ cuando quiero decir NO?

Respondo a estas preguntas no olvidando que cada persona es un mundo y que cada uno tiene su forma de vivir y experimentar el amor y el desamor. Lo vivimos según nuestras propias experiencias del pasado. Intenté plasmar en un ebook tan corto ideas que puede coincidir contigo y que a lo mejor te puede ayudar con las pautas o tips que expongo en el apartado ¿qué puedo hacer?

Espero que te guste este nuevo ebook y si no tienes los dos anteriores también lo puedes descargar. Mi intención con los ebooks es la misma que tengo con los episodios de Autoestima en Apuros: ayudarte aunque sea arrojando un haz de luz a tu problema.

Hoy  te voy a dar unas claves para superar tu ruptura amorosa, para recuperarte del golpe y dolor del desamor, para liberarte del sentimiento de culpa en el caso de que haya surgido después de la ruptura, y que pases tu duelo de separación lo más pronto posible y que salgas fortalecida y renovada de la relación.

Lo primero que tienes que hacer es aceptar que la relación acabó. Ya sea que hayas dejado tu la relación o la otra persona. Sé que no es fácil sobre todo cuando la abandonada eres tú. Cuando tu pareja te deja, lo más importante es el hecho de que esta persona ya no quiere estar contigo, ya no te quiere.

Siguiente paso. Este es bastante difícil pero tan difícil como necesario.

Si no hay niños de por medio o si no trabajáis juntos, cosa que te obligaría a mantener contacto con esta persona, tienes que cortar radicalmente cualquier tipo de contacto directo o indirecto con tu ex. Suena drástico pero te ayudará a curar tu corazón herido antes.

Borra de tu agenta telefónica, de tus redes sociales, evita los lugares donde puedas encontrarle, no hables de tu relación con nadie, cuanto más hablas más tarde te libraras del sufrimiento. Pide a tus amigos y familiares, o personas que mantenga el contacto con tu ex, que no te cuente nada sobre su vida. Aunque tengas una excelente relación con alguien de su familia, lo mejor en el principio del duelo es alejarte hasta que lo hayas superado. Te aseguro que si es una buena relación, ellos, sus familiares entenderán el motivo de tu alejamiento. El mantener el contacto de forma indirecta aunque no lo veas ahora, te hace mucho daño.

Apóyate en tus amigos y familiares. Es importante tener a seres queridos y de confianza cerca de ti. Llora todo lo que necesites, no lo reprimas, pero con la única intención de desahogarte, de no reprimir la emoción, usa el llanto como  descarga. Para eso están las lágrimas. Siempre enfocada en desahogarte y no de quedarte ahí eternamente ni entregarte a la tristeza. Que no domine tu vida.

El duelo es un proceso que tiene sus fases y lleva su tiempo. Cada persona es un mundo. Unas necesitan más tiempo y otras menos. Lo que no aconsejo es buscar rápidamente una persona que sustituya la anterior sin haber hecho el proceso. Es muy importante que te escuches y des el espacio para que la emoción y el dolor  del desamor se liberen para poder volver a la normalidad.

Observa tus pensamientos. ¿Qué es lo que te mantiene en la tristeza? A veces no es solamente porque la relación haya terminado, también puede ser lo que te estás diciendo en los momentos de bajón: “Nunca más tendré a nadie que me quiera, no tengo suerte en el amor, no soy suficiente, no soy importante”…a veces estos pensamientos esconden un miedo hacia el futuro. Te proyectas al futuro con estos pensamientos de forma negativa y ellos no te ayudarán.

Hazte un diario emocional y apunta como te sientes y si tienes pensamientos negativos sobre tu persona o sobre el futuro. Escríbelos en los momentos de tristeza, es una excelente práctica para exteriorizar las emociones y cuando estés en calma léetelos y da la vuelta a todos los pensamientos. Esto sirve para que seas consciente de cómo te hablas cuando estás mal. En estos momentos deberías ser tu mejor amiga y  hablarte de forma amorosa y positiva contigo misma. Lo harías con tu mejor amiga, ¿verdad? También puedes hacerlo contigo porque tú eres la persona más importante de tu vida. No lo olvides.

Si ves que tu autoestima está en apuros, es decir dañada, baja, débil  y necesitas ayuda específica para tu duelo, no dudes en buscar la ayuda de un profesional. Yo misma podría ayudarte si así lo sientes. Escríbeme y cuéntame tu historia. Lo puedes hacer a través de contacto en la web o por Whatsapp si lo prefieres. Si yo no soy la indicada, te derivo a otro profesional.

Antes de terminar te digo que no hay culpables en una ruptura. Hay responsables. Cada uno con lo suyo. Aunque haya habido infidelidad en la pareja no es por culpa de nadie, sino de uno de ellos que por lo que sea sintió la necesidad de estar con otra persona. Es su responsabilidad esta decisión. Nadie  obliga a nadie a ser infiel. No puedes pensar jamás que fue por tu culpa aunque la otra persona te lo eche en cara. Vuelvo a decirte que es su responsabilidad sus actos así como tus acciones son responsabilidad tuya.

En la consulta, cuando trato temas sexuales, escucho mucho, sobre todo a mujeres, decir que me acuesto sin ganas con mi pareja porque si no ella buscará a otra persona fuera. Es muy común este pensamiento. Si no tienes ganas de acostarte o hacer el amor con tu pareja deberías preocuparte de lo que está pasando ahora mismo con ella y poner remedio antes de que sea tarde. Cuando las cosas no van muy bien, lo primero que se resiente es el sexo. Casi siempre es así.

Pero este tema es para otro episodio porque aquí hay mucha tela para cortar.

Por último quiero contarte que según un estudio el tiempo que entra dentro de la normalidad de un duelo de separación es de 3 meses a un año. Así que ánimo, que de todo se aprende y se fortalece una. Y ya verás que poco a poco vas sintiéndote mejor, más positiva y lista para una nueva relación.

Hasta aquí el tema de hoy y como siempre espero que te sirva de ayuda.

Sígueme en Instagram soy elisaprieto8. Hace poco que abrí la cuenta y aún estoy aprendiendo.

Recuerda suscribirte a mi newsletter y descargar mi último ebook La autoestima. Tu diamante en bruto donde contesto todas esas preguntas que nos hace tanto daño. Espero que te guste y hasta la próxima semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *