¿Qué tal estas? Pues yo estoy muy contenta porque esta semana me han escrito varias personas a través de la web para contarme que les está gustando lo que oyen en mis episodios y se sienten muy identificados con varios temas.

Es curioso porque mis clientes de consulta individual tienen las mismas inquietudes y necesidades que los oyentes.

Me gustó mucho también comunicarme con chicos porque generalmente son más las mujeres que buscan ayuda profesional, o leen libros de psicología, de crecimiento personal. En mis talleres o cursos el 99% son mujeres. Hice varios solo con mujeres y te aseguro que no cierro la puerta para los hombres. En las consultas individuales también son mayoritariamente mujeres. Los hombres que he tratado han sido más en el terreno sexual y algunos, pocos, temas de pareja.

Estoy feliz porque ellos también se están abriendo a ser mejor versión de sí mismos. También tienen problemas de autoestima, de miedos, confianza, seguridad, etc.. igual que nosotras pero se atreven menos a buscar ayuda. 

Tengo esperanza de que algún día podamos convivir todos desde la igualdad y el respeto pero para ello necesitamos reeducarnos, necesitamos aprender.

Debemos aprender es el título de la reflexión de esta semana. (ya sabes de vez en cuando me gusta reflexionar, filosofar)

Esta reflexión me llegó por whatsapp y no fui capaz de encontrar su autoría pero me gustó tanto que quiero compartir contigo.

Debemos aprender:

Que Siempre existen 3 enfoques en cada historia: Mi verdad, tu verdad y la verdad.

Que Toma mucho tiempo ser la persona que deseas llegar a ser.

Que Podemos hacer mucho más cosas de las que creemos poder hacer

Que No importa nuestras  circunstancias, lo importante es como interpretamos nuestras circunstancias.

Que No podemos forzar a una persona a amarnos, únicamente podemos ser alguien  que ama. El resto depende de los demás.

Que Requiere años desarrollar la confianza y tan solo un segundo destruirla.

Que Dos personas pueden observar la misma cosa y ver algo completamente diferente

Que Podemos hablar o escribir de nuestros sentimientos para aliviar mucho dolor.

Que Todos somos responsables de nuestros actos

Que Existen personas que nos quiere mucho pero no saben expresarlos

Que A veces las personas que menos esperamos, son las primeras en apoyarnos en los momentos más difíciles.

QUE Hay dos días por lo que no debemos preocuparnos: ayer y mañana.

Que El único momento valioso es ahora.

Que Aunque queramos mucho la gente, algunas personas jamás nos van a devolver ese amor.

Deberíamos aprender a no competir con lo mejor del otro, sino competir con lo mejor de nosotros 

Que Puedo hacer algo por impulso y arrepentirme el resto de mi vida.

Que Si no controlo mi actitud, esta, me controlara a mi.

Debemos aprender a nunca decir a un niño que sus sueños son ridículos. ¿Qué pasa si me cree?

Que Es mucho más importante que me perdone a mi mismo, a que otros me perdonen.

Que No importa si mi corazón está herido, el mundo sigue girando.

Que La violencia trae única y exclusivamente más violencia.

Que Decir una verdad a media es peor que una mentira.

Hoy quiero aprender que hay mucha diferencia entre la perfección y la excelencia.

Al final de nuestras vidas, a medida que vamos cumpliendo años, nos vamos dando cuenta que las únicas cosas que valieron la pena son mi familia, mi fe, y un grupo muy selecto de amigos, y unas experiencias que me dieron crecimiento personal.

Hoy voy a aprender a quererme y a cuidarme. 

A no tomarme tan en serio, a no tomar tan en serio las cosas que me suceden, a relativizarlo todo.

Hoy he aprendido que se muy poco de la vida y que la vida me entrega constantemente aprendizaje.

Escucha este audio, o lee este texto en varias ocasiones, tantas veces lo necesites y no te olvides la vida es constante aprendizaje. Ten la humildad de entenderlo.

Me gustó muchísimo esta reflexión sobre lo que deberíamos aprender. De todas las frases he elegido las que más importancia tiene para mí en este momento de mi vida y que significado tiene.

No importa nuestras  circunstancias, lo importante es como interpretamos nuestras circunstancias. Efectivamente porque todo es tal cual lo interpretamos porque todo es una cuestión de percepción y esta está relacionada con nuestro mundo interior.

Dos personas pueden observar la misma cosa y ver algo completamente diferente. Cuando no nos damos cuenta de esto es cuando queremos imponer nuestra visión creyendo que es la única. Es una cuestión de perspectiva e interpretación.

Que Todos somos responsables de nuestros actos. Aunque no nos guste admitir, salvo en contadas ocasiones, nadie nos obliga a hacer algo que no queramos.

Hay dos días por lo que no debemos preocuparnos: ayer y mañana. Cierto pero reconozco que vivir en el presente es difícil pero no imposible. Lo que me ayuda a volver al presente es cambiar mi estado de ánimo. El pasado me produce nostalgia o tristeza y el futuro me produce ansiedad porque cuando estoy preocupada por lo que sea, dejo de estar en el presente. Me adelanto con pensamientos de que algo pasará, algo que no existe aún. Si no existe, ¿de qué me preocupo? Paradojas de nuestra mente.

Es mucho más importante que me perdone a mí mismo, a que otros me perdonen. El autoperdón te libera del sentimiento de culpa. Un sentimiento que trae mucho sufrimiento.

Y la última frase que destaco es

A no tomarme tan en serio, a no tomar tan en serio las cosas que me suceden, a relativizarlo todo. Esta es la mejor. Damos mucha importancia a cosas que no lo son. Debemos aprender a simplificar a no complicarlo más. Te aseguro que se puede, yo era la reina de los dramas y me ahogaba en un vaso de agua. 

Así que aprende a amar lo que tienes, no des nada por hecho y hoy quiérete un poquito más.

Espero que te haya gustado este episodio. Y si te gusta lo que cuento en autoestima en apuros, compártelo me harás un gran favor y a lo mejor a otras personas también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *