Claves para mejorar la relación. Los valores



Antes de hablarte de los valores, me gustaría recordarte que todo lo que cuento en mis videos, en el blog, en los episodios del Podcast Autoestima en Apuros, está pensado en ayudarte a conocerte mejor para poder valorarte como te mereces. 

Te hablaré desde la perspectiva sexual, desde la pareja y de las relaciones en general. 

No me cansaré de decirte que la relación más importante es la que tienes contigo misma. Tratarte con respeto, cariño y cuidado es lo mínimo que debes hacer por ti.

Conocerte más a fondo ayudará a fortalecer tu autoestima y que tu relación de pareja sea mucho más placentera y satisfactoria.  La comunicación desde el autoconocimiento es fundamental para llegar a acuerdos con tu pareja. Si tienes la autoestima alta te será mucho más fácil comunicarte desde la sinceridad sin miedos.

En esta entrega te hablaré de la importancia de conocerte  más  y concretamente hablaremos de los valores parte muy importante de la autoestima, pero antes vamos a situarte. Puede que estés en este momento con la pareja que no sabes que hacer. Sientes que acabó la pasión, o el amor o  ambas cosas. Sabes que ya no deseas tanto a tu pareja como antes, que ya no te apetece o te da mucha pereza el encuentro sexual,  sin embargo sientes que aún quieres a esta persona que te acompaña.

Puede que estés en esta etapa donde ya lleváis muchos años y parece que la pasión se fue de paseo para nunca más volver o todo lo contrario. La cama aún te excita y con cierta frecuencia mantenéis relaciones sexuales pero fuera de ella te aburres. Todo te parece lo mismo, no hay nada nuevo en el horizonte, no hay nuevos proyectos, ya no te diviertes tanto como antes, ya no hay salidas divertidas y escapadas a solas pero tu pareja sigue siendo una persona muy importante para ti y crees que aún merece la pena hacer algo para rescatarla y seguir muchos años más con ella. Pero no sabes qué hacer ni por dónde empezar. Tranquila, estoy aquí para ayudarte y como dije en ¿qué es la autoestima? seré tu entrenadora si lo deseas. Recuerda que soy coach especializada en autoestima, autoconocimiento y dependencia emocional. Soy sexóloga también. Vamos, dos en uno. Un chollo. Jajajajaja

Bueno, lo primero que te pido es que tengas mucha paciencia contigo misma porque un proceso de cambio no ocurre en un día. Ojalá yo tuviera una varita mágica pero esta varita no existe. 

Para poder ver algún cambio en tu entorno, infelizmente tiene que haber un cambio en ti. Es decir si antes pensabas que todo lo referente a la pareja iba solo, que el amor puede con todo, el amor verdadero perdona y es para siempre, que estáis predestinados, la media naranja, que  tu pareja es la responsable de tu felicidad y de tu satisfacción sexual, bienvenida a la realidad. 

Todos estos pensamientos y creencias son mitos de amor romántico que están en nuestro inconsciente y nos condiciona a la hora de relacionarnos con los demás.

Tú eres responsable de tus sentimientos y pensamientos. Parece una mala noticia el responsabilizarte  pero no lo es. Si dices que eres infeliz por culpa de tu pareja o que te aburres en la cama y que no estás satisfecha, estás poniendo en manos de tu pareja toda tu felicidad, todo tu poder cuando la responsable de tu felicidad eres tú. Si te responsabilizas tienes la posibilidad de cambiar y para esto tienes que conocerte más a fondo, aprender a escucharte, reconocer tus necesidades y lo más importante comunicárselo. Pero comunicar desde la responsabilidad de tus propios sentimientos y no desde el reproche o exigencia.

La comunicación es muy importante para que la otra persona sepa que te pasa, como te sientes, que necesitas y que piensas de la situación. Muchas veces tenemos miedo de decir lo que pensamos por no ofender y sobre todo cuando hablamos honestamente de los sentimientos, nos sentimos vulnerables. Mostar tu vulnerabilidad te hace más humana y la otra persona puede ver lo que realmente está pasando contigo.

Para comunicarte correctamente tienes que empatizar para poder ver desde sus zapatos la situación y por lo tanto entender su queja o demanda. Cuando te pones otra vez en tus propios zapatos después de empatizar, puedes decir lo que piensas o demandar lo que necesitas en este momento porque esta persona no se sentirá ofendida ni atacada por ti.

Casi siempre las discusiones terminan mal dejando un mal rollo de horas o días haciendo que la convivencia sea  insoportable. Esto ocurre porque ambos en la discusión quieren imponer la razón y en el fondo lo que estamos haciendo es imponer TUS normas y TUS reglas porque al no conocerte a fondo no sabes que tu tozudez o imposición de criterio se debe a que detrás de tus valores y necesidades hay normas que no las conoces porque son muchas veces inconscientes. 

Por ejemplo si tu mayor valor es el respeto y el respeto para ti es sentirte valorada, considerada, reconocida, etc… Estas son tus normas o reglas inconscientes o conscientes de tu valor para sentirte respetada.  Un ejemplo práctico es el Whatsapp. ¿Qué piensas y que emoción mueve cuando una persona importante para ti te lee y no te responde en el acto? ¿Sientes rabia, celos, impotencia, piensas que no te valora, que no tiene consideración, no se preocupa por tus sentimientos? 

Todo esto que piensas que una persona tiene que hacer para que te sientas respetada, son tus normas. La pregunta para saber las normas de tus valores es ¿qué tiene que pasar para que yo me sienta respetada? Pensamos que las normas son iguales para todo el mundo y no lo son. 

Cuando coincidimos es maravilloso pero lo interesante es que no siempre coincidimos. Digo interesante porque estos momentos de discordancia de la pareja es la que hace crecer a ambos y fortalece los lazos desde el respeto y la libertad de ser uno mismo sin miedos ni máscaras. 

Todo eso es muy bonito y a veces pensamos que es casi imposible pero si uno empieza el camino del crecimiento, que en realidad es una madurez emocional, la otra persona te seguirá si aún la pareja no está herida de muerte.

Es importante saber los matices de tu personalidad porque tú puedes saber que te gusta los helados pero si no sabes que sabor te gusta, ¿cómo se lo vas a comunicar a esta persona que te va a traer helado para merendar? ¿Te vale cualquier sabor y de cualquier tipo? El no comunicar el tipo de helado que te gusta dejarás al azar o a su voluntad y por lo tanto no tomarás las riendas de tu vida. Tu pareja tendrá en sus manos la responsabilidad de satisfacerte y quizás tendrá que comprar toda la heladería. ¿Cuánto tiempo tardaría en conocerte?

Te aseguro que el conocerte más a fondo te ayudará a mejorar tu relación porque la comunicación desde el autoconocimiento es fundamental para llegar a acuerdos. 

Dicho todo esto, te contaré como puedes saber cuáles son tus valores. Tenemos muchos pero es importante saber cuáles son los principales para ti. Lo que llamamos valores nucleares. Te diré los valores que más se repiten e intenta encontrar tus 5 primeros. Antes mira a tus padres o los que te criaron hasta los 7 añitos más o menos y mira cuáles son sus mayores valores. Esto te dará una pista de  cuáles pueden ser  los tuyos. 

Aquí te dejo unos cuantos valores. Coge papel y boli.

HONESTIDAD, AMISTAD, FLEXIBILIDAD, CALMA, COMUNICACIÓN, TRADICION,PUNTUALIDAD, DINERO, SALUD,TRANSPARENCIA, INDEPENDENCIA, DIVERSION, ECOLOGIA, INICIATIVA, PACIENCIA, PROTECCION, JUSTICIA, GENEROSIDAD, EMPATIA, INOVACION, FAMILIA, ESCUCHA, OPTIMISMO, CURIOSIDAD, TRABAJADOR, IGUALDAD, PERDONAR, LIDERAR, ALEGRIA, PLANIFICACION, CREATIVIDAD, RESPETO, CARIÑO, LEALTAD, MENTE ABIERTA, PERSEVERANCIA, HUMILDAD, ORDEN, ESPIRUTUALIDAD, AMOR, EROTISMO, ETC…

Dicen que la mejor elección de la pareja no es la que coincide con tus gustos sino con los valores. Imagínate que mi mayor valor es la familia y es para mí muy importante estar muy unida a ellos. Una de mis normas con respecto a mi mayor valor que es la familia, es reunirme con ellos todos los domingos para comer. Pero resulta que la pareja que elegí es antifamilia y lo que más le gusta es pirarse todos los fines de semana porque la diversión o la desconexión es un valor muy importante para ella. Pero al principio de la relación hacemos muchas cosas que van en contra de nuestras normas porque estamos en esta fase de querer complacer entonces nos callamos hasta que explotamos. 

Llegamos a esto porque no somos capaces de comunicarnos por miedo a ofender, o a perder a la persona. Preferimos callar  en vez de dialogar para poder llegar a un acuerdo que beneficien a las dos personas.

Así que ya sabes. Conocer tus valores y tus normas es muy importante para fortalecer tu autoestima, para flexibilizar tus propias normas, para elegir mejor a tu pareja y para comunicarte sin miedos.

 La autoestima se fortalece al conocerte más a fondo.  Sabrás en cual terreno aflojar tus normas para llegar a acuerdos, sabrás también lo que no es negociable para ti, serás más empática, te escucharás más, te cuidarás más, estarás en coherencia, el autocuidado se priorizará y te aceptarás tal cuál eres. Reconocerás  tus luces y sombras. Serás autentica y ya no te importará lo que opinen los demás de ti. Te aseguro que duermes a piernas suelta.

Haz una lista de varios valores y quédate con los 5 que más te identificas. Para encontrar el más importante para ti, vas a jerarquizarlos con esta pregunta: ¿Cómo sería un mundo para ti si no existiera la honestidad o el respeto o el amor o la generosidad? Te imaginas el mundo sin esto que es tan importante para ti. Y aquel valor que para ti sería imposible vivir en un mundo sin él, es tu principal valor.

Te doy un ejemplo. Escojo 5 valores como el respeto, la creatividad, la honestidad, el perdón, y la alegría. El mundo para mí sin estos valores seria horrible pero jamás concebiría un mundo sin respeto y sin alegría. Pues estos serían mis valores más importantes. Estarían los primeros en mi jerarquía.

Recuerda. Conocer tus valores ayuda a fortalecer tu autoestima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *