10 RAZONES PARA FORTALECER LA AUTOESTIMA

¿Qué es la autoestima? La autoestima es un concepto que tenemos sobre nosotros mismos que puede ser positivo o negativo dependiendo de las experiencias de nuestras vidas y de los resultados obtenidos de las mismas. Las experiencias que nos han marcado emocionalmente y que han quedado sin procesar o comprender debido a una temprana edad, seguramente nos dejó una idea equivocada de nosotros haciendo que el autoconcepto que tengamos sea negativo y por lo tanto una autoestima baja.

La autoestima no es un valor fijo, puede variar según las circunstancias del momento. La autovaloración y la autoaceptación son los dos grandes pilares de la autoestima. Cuando ella está baja nos cuesta decir NO; tenemos miedo, después de una ruptura de pareja, de que nadie nos elegirá; necesitamos reconocimiento; ponemos nuestra felicidad en manos de otra persona; pero sobre todo dejamos de escucharnos, cuidarnos, perdonarnos, respetarnos, valorarnos, en definitiva de amarnos.

Esta son unas cuantas razones para reforzar tu autoestima:

APRENDER A DECIR NO. PONER LÍMITES.

Te cuesta mucho decir NO porqué detrás de este monosílabo hay miedo. Miedo a ofender, miedo al reproche, al rechazo, al abandono, etc… Cuando la autoestima está alta, fuerte sabes decir NO asumiendo la responsabilidad de las consecuencias sin miedo y los límites son expuestos basándote en el autorespeto y la autovaloración.

PODER ELEGIR LA PAREJA IDEAL.

Cuando tu autoconcepto es positivo elijes la pareja ideal para ti, la pareja que deseas compartir tu vida, porque sabes quién eres, el valor que tienes y lo que sí quieres para tí. Te sientes segur@ con tu persona y escoges a alguien con valores parecidos a los tuyos.

AMAR Y SER AMADOS DE VERDAD.

Autoestima es igual a amarte, por lo tanto si tú te amas puedes amar de verdad. Y cuando tú te amas buscas a personas que también sepan a amarse. Entonces el verbo amar será perfectamente conjugado. Yo me amo, tú te amas…

NO CUMPLIR EXPECTATIVAS DE LOS DEMÁS.

Autoconcepto positivo también equivale a autenticidad. Si eres auténtic@ no tienes que cumplir las expectativas de nadie. Estarás en coherencia con lo que sientes y piensas y las acciones serán el resultado de la alineación de tu mente con tu corazón.

SER TU MISM@. DECIR LO QUE PIENSAS Y SIENTES SIN MIEDO.

Ser tu mism@ significa aceptarte tal cual eres, con tus luces y sombras, con tus debilidades y fortalezas. Decir lo que piensas es  sencillo cuando aprendes a escucharte y a ser honest@ contigo. La honestidad y la escucha son valores muy vinculados a una autoestima alta y sana.

AUTOCONCEPTO POSITIVO. SENTIRTE BIEN CONTIGO MISM@.

Pasas a tener un autoconcepto positivo de ti mism@ cuando hayas cuestionado la opinión limitada que tienes de tu persona. Cuando te valores positivamente y reconozcas tus cualidades y limitaciones te sentirás muy a gusto en tu piel.

NO COMPARARTE. SER TU PROPIO REFERENTE.

Cuando te comparas con otra persona, generalmente, te haces más pequeñ@ y te sientes fatal porque en esta comparación muchas veces aparece la vergüenza. Cuando tomas conciencia de quien eres y partes de las experiencias de tu vida que te han enriquecido como Ser, dejas de preocuparte y de avergonzarte asumiendo que eres únic@ con tus singularidades.

RESPONSABILIZARTE DE TU PROPIA FELICIDAD.

Cuando te quieres y te aceptas, aceptas también que eres responsable de tu propia felicidad. Si pones tu felicidad en manos de otra persona pierdes tu poder y la capacidad de decisión y de elección. Responsabilizándote recuperas dichas capacidades y haces lo que más te beneficia según tus valores y creencias en cada etapa de tu vida.

ENFRENTARTE A LOS CAMBIOS CON SEGURIDAD.

Cuando refuerzas la autoestima te sientes segur@, conoces tus capacidades, talentos y dones porque para reforzarla es necesario conocerte profundamente. En este proceso de autoconocimiento vas liberándote de lo que te limita y de los miedos que te impiden lograr tus objetivos.

NO NECESITAR RECONOCIMIENTO.SENTIRTE ORGULLOS@ DE TUS LOGROS.

Con una autoestima elevada no necesitas que te digan cómo eres o que te reconozcan. Ya lo sabes. Has aprendido a valorar los pequeños logros de tu vida, disfrutar de los pequeños pasos que das para la materialización de tus sueños y sentirte orgullos@ de haber conseguido aquello que tanto anhelabas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *